domingo, 25 de septiembre de 2011

Julio Bocca, denunciado por "represión sindical"

Julio Bocca fue denunciado por "represión sindical" por la Asociación de Funcionarios del Sodre, por no permitir que los bailarines se afiliaran a un sindicato. El presidente del Sodre, Fernando Butazzoni, le  pidió explicaciones.

MONTEVIDEO - A mediados del mes de septiembre, la Asociación de Funcionarios del Sodre (Afusodre) denunció a Julio Bocca, director del Ballet Nacional, por "represión sindical". El planteo fue hecho ante la Comisión de Educación y Cultura de la Cámara de Diputados. ¿La causa? Según los trabajadores, "cuando asumió, el maestro Bocca le dijo a los bailarines: nada de sindicato. El que esté en el sindicato no baila". Lo cual, afirman los funcionarios, llevó a que no haya ningún delegado del cuerpo de baile en el gremio.

Tras esta denuncia, el presidente del Sodre, Fernando Butazzoni, pidió explicaciones a Bocca. "Ha vuelto a surgir en la opinión pública una versión referida a presuntas violaciones a los derechos sindicales en el ámbito del Ballet del Sodre. En este caso la situación es doblemente grave, pues dicha versión fue volcada ante una Comisión del Parlamento Nacional, la misma consta en actas, ha sido recogida por algunos medios de prensa y ha sido comentada por algunos señores diputados", expresó Butazzoni en una carta pública.

La situación no es nueva. Desde que asumió como director del Ballet del Sodre en marzo de 2010, Bocca ha tenido que afrontar varias huelgas, y sus relaciones con los sindicatos ha ido de mal en peor.

Bocca debió suspender la presentación de la obra Giselle a fines de agosto del 2010 por medidas sindicales adoptadas por Afusodre y desafió al sindicato: de suspender nuevamente otra función, dijo, la realizaría a como diera lugar. "Hago la función como sea. Y si no, me retiro a mi casa muy tranquilamente", dijo a los medios.

Poco tiempo después, Afusodre decidió denunciar a Bocca por una serie de irregularidades en contrataciones. El bailarín, afirman los sindicalistas, contrató a artistas y técnicos sin realizar llamados abiertos a concurso.

A principios de octubre, el PIT CNT convocó a un paro nacional de 24 horas, el primero del presidente José Mujica. Esa noche estaba programada la obra Giselle: Bocca decidió no suspender la función, en claro desafío a la central sindical. Los funcionarios estatales se manifestaron entonces delante del Auditorio Reta con petardos y equipos de audio a todo volumen durante la función, que se hizo de todos modos, en presencia del propio Mujica.

Por último, la semana pasada, Afusodre decidió suspender los ensayos de El Corsario, en reclamo por la situación de ocho músicos que siguen cobrando los sueldos que tenían en sus puestos anteriores, pese a haber subido de categoría por concurso en 2006. Las autoridades del Sodre resolvieron entonces que las funciones se harían de todos modos, recurriendo a grabaciones.

"Gracias a la dirección de Julio Bocca, el Ballet Nacional le dio al Sodre un lustre que hace años no conocía", escribió el diario El País en una editorial este domingo. "Empero, la tarea del gran artista argentino está amenazada por los conflictos sindicales que padece el organismo y que obligan a cancelar los ensayos (...) Tantos líos podrían causar nuevas renuncias en el futuro, entre ellas la de Julio Bocca, lo que sería una pérdida imperdonable que las autoridades del Sodre deberían evitar".

Desde el 30 de septiembre y hasta el 11 de octubre, el Ballet Nacional realizará funciones de El Corsario en el Auditorio Nacional Adela Reta. Los invitados para esas funciones son la uruguaya Maria Noel Riccetto, del American Ballet Theatre, y José Martín, del Royal Ballet de Londres.

Fuentes: El Observador El Espectador, La Prensa, El País

2 comentarios:

José Luis Figueredo dijo...

Así es, el ultimo confito es porque los músicos que cambiaron a un nivel mayor su categoría, no se les remunera acorde, en esa situación estoy en acuerdo a los trabajadores, en las otras no.
Es el deber de el director Fernando Butazzoni pagar a sus
funcionarios de acuerdo a sus categorías y funciones, aquí el "malo" fue él, que es eso de abusar de los músicos , es así que se categoriza el arte, de parte del director?
Vamos mal, el presidente en sus discursos apuesta por la cultura, y por la vía de los hechos el presidente del Sodre socava a la misma.
Ademas se presenta de tal forma la noticia, que deja la impresión, de que los villanos, son los músicos, cuando en realidad es el director, del Sodre(Fernando Butazzoni)

AM dijo...

Personalmente, estoy y estaré siempre a favor de los derechos sindicales y de los trabajadores. Me aterran los comentarios que dicen "los uruguayos no se dan cuenta de a quién tienen al frente del Ballet del Sodre".
Pero Julio Bocca nunca ocultó sus tendencias derechistas...