domingo, 23 de diciembre de 2007

Gracias, Julio (3)

...sigue de la entrada anterior...

Los saludos fueron la parte más emocionante del espectáculo. Julio hizo un bis con el solo de la escalera de Bocca Tango (me dediqué a mirar y disfrutar en lugar de filmar) y reapareció con su inmortal bata blanca. Todos sus amigos y colegas estaban en escena, muchos llorando desconsoladamente. Julio también se quebró y lloró, aunque su cara de felicidad al final fue más fuerte. Unos fuegos artificiales disparados desde el pie del Obelisco cerraron la velada. Julio habló unos minutos en el micrófono, agradeció a su público, y antes de irse, le hizo un último regalo (que tampoco filmé, ¡lo disfruté a solas!): ¡enseñó sus hermosas nalgas!


Luego del espectáculo, la fiesta continuó para algunos privilegiados en la Confitería Ideal. Allí, Julio apareció... ¡completamente rapado! Y con una remera explícita y que le valieron casi más sarcasmos que su nuevo corte de pelo: "Fuck me! I am famous".



Todos querían saludarlo. Entre ellos, Maximiliano Guerra...



...Nina Ananiashvili, que no se privó de tocarle la pelada...



...y yo, ¡por supuesto! Feliz con esta noche, a pesar de las lágrimas obviamente incontenibles...



2 comentarios:

Anónimo dijo...

Voilà. La boucle est bouclée. Très émouvant.

german dijo...

Angeline, he tenido la oportunidad de ver tu libro y es un trabajo único y tu blog, una obra de arte y muestra sincera de tu verdadero afecto hacia el querido Julio y el artista que ha sabido ser. Muchas gracias por brindarnos dia a dia toda esa informacion tan linda y los recuerdos que tengo en mi corazon de la noche del 22 y la fiesta en la confiteria, seran inolvidables, por el resto de mis dias. Feliz Navidad y besos grandes, Germán (germanusg@gmail.com)