domingo, 23 de diciembre de 2007

Gracias, Julio (2)

...sigue de entrada anterior...

Siguieron varios pas de deux clásicos: Manon, por Manuel Legris y Eleonora Cassano, y Diana y Acteón, por José Manuel Carreño y Cecilia Figaredo, y entre los dos, el tan ansiado Don Quijote, por Bocca y Tamara Rojo.

video

El Ballet Argentino regresó para la coda de Desde Lejos, de Mauricio Wainrot, y de nuevo le tocó a Bocca un pas de deux clásico, el de Cisne Negro, con Nina Ananiashvili.
Tras un solo de Manuel Legris, L'Arlésienne, de Roland Petit, y un tema cantado por Esteban Riera y Gisele Sara, Mi viejo vals, Bocca interpretó Balada para un loco junto a la Mona Jiménez. Luego le tocaron a Hernán Piquín y Victoria Balanza bailar Hora Cero, y de nuevo Bocca y Figaredo para El Último Café, cantando por Guillermo Fernández.
Siguieron Opio (Lucas Segovia), Naranjo en Flor (Lucas Oliva, Victoria Balanza, cantado por Viviana Vigil), y Calambre, de Ana María Stekelman, con Bocca, su Ballet Argentino y Carlos Rivarola.
Luego de eso siguió Che Bandoneón (cantado por Noelia Moncada), y casi sin descanso, Bocca bailó El día que me quieras con Eleonora Cassano, interpretado por Riera y Sara.
El Ballet Argentino interpretó luego Libertango, acompañado por Octango y Antigua Jazz Band. Bocca bailó The Man I Love, cantado por Sandra Mihanovich acompañada por la Antigua Jazz Band, con Cecilia Figaredo.

Y por último, después de Concierto para Bongó, por la compañía Tangokinesis, de Ana María Stekelman, Bocca volvió para el final, A mi Manera, interpretado por Diego Torres.

video

... sigue...

2 comentarios:

Ixsy dijo...

Gracias Angeline por todos los detalles. El último video de "A mí manera" es demasiado emotivo para mí, es tal como Julio vivió su carrera. Es una gran tristeza que ayer haya sido el último día. Una Pena, gracias por todos los detalles en tu blog y por supuesto, por tu libro, que es lo que me queda a mí de julio.

Marisol dijo...

Me sumo a las gracias...me hubiese encantado estar allí -soy de Chile-. Pero gracias a tu relato puedo vivir desde la distancia lo que fue su despedida.
Aunque suene tonto, ya van un par de dias de melancolia...Julius divino!